Hay series que parecen concebidas para los que disfrutan de atracones televisivos y no pueden levantarse hasta que aparece la palabra fin.

“Trauma” (Gran Bretaña-2018) es una especie de chocolate exquisito que se saborea a lo largo de tres episodios, resueltos con maestría por alguien que ha cosechado multitud de fans en esta parte del mundo con “Doctor Foster”, inmejorable como carta de presentación.

Mike Bartlett confirma aquí que tiene, entre otras talentos, el de saber administrar dosis de suspenso en temas que, en sus inicios, parecen elementales y resueltos. Aquí ha conseguido un thriller con todas las de la ley a partir de un problema ético. Mérito de la producción es también haber encontrado actores que se hacen cargo de cada personaje, convencidos del desarrollo de un guión que vale la pena.

Al frente del reparto está John Simm (Dan Bowker), un hombre en los 40 largos que empieza por creer que está viviendo un día difícil cuando descubre que está amenazada su continuidad laboral.
El pobre no sabe que eso es insignificante al lado de lo que le tiene preparado el destino.
Todo se precipita en los minutos iniciales de la historia cuando le avisan que su hijo de 15 años ha sido apuñalado.
Y ya sabemos lo que puede hacer Bartlett con un caso así entre manos. Lo vimos en su esplendor en “Doctor Foster” cuando un cabello casi invisible en una prenda de abrigo, detonaba los cimientos de una pareja perfecta, instalando una duda cada vez más profunda y abarcadora.
El mismo autor decide ahora medir los límites de la verdad y contrastar en un caso concreto si es cierto aquello de que es el camino para hacernos libres o, al menos, si es preferible a la mentira.
Y “Trauma” se sumerge en esas honduras con facilidad, siguiendo el camino de un relato sencillo.
Dan le dicen que su hijo está siendo intervenido, que espere y que todo está bien.
Mientras tanto , algo que sospechamos pero no vemos, sucede en el quirófano donde despliega su experiencia y sabiduría el cirujano Jon Allerton, interpretado por el actor Adrian Lester.

Desde ese instante hasta el último minuto del tercer episodio, Mike Bartlett se empeñará en estirar los límites del relato y el ámbito donde se mueven los actores para tratar de dar respuesta a un problema ético.

“Trauma” tiene un elenco parejo que completan Lyndsey Marshal, Jemina Rooper,
Jade Anouka, 
Raffiella Chapman y James Gasson, pero el peso dramático recae en John Simm y Adrian Lester, los rostros de un conflicto que se libra en sólo tres rounds, pero deja al espectador con preguntas que continuarán vigentes mucho más allá del (breve) tiempo de la ficción.

 

 

[team_member image=”{‹²›attachment_id‹²›:‹²›3828‹²›,‹²›url‹²›:‹²›//infovillaallende.com.ar/wp-content/uploads/2018/11/MariaRosaBeltramo-1.jpg‹²›}” name=”María Rosa Beltramo” job=”Para CineFan” desc=”” __fw_editor_shortcodes_id=”1c93c9df336986cefe7927d7aed6bbfb” _array_keys=”{‹²›image‹²›:‹²›image‹²›}” _fw_coder=”aggressive”][/team_member]